Crónica PRE-Infantil Fem Preferente – Duro…

Hay muchas formas de enseñar baloncesto… en categorías más jóvenes, que aún están aprendiendo, los entrenadores se esfuerzan en que se promueva el juego por encima de todo. Se enseña a las chicas a dejar espacio, a defender a medio campo, a la defensa individual y no en zona, etc. Por supuesto, hay otras estrategias más agresivas y más eficaces, que en estas categorías hacen que cada partido se vuelva una batalla y prácticamente imposible llegar a la canasta contraria, pero eso no es lo que pensamos que hay que enseñar en estas categorías en las que lo que interesa es que las niñas aprendan… esta forma de defensa agresiva, al limite continuo de la falta, tiene fecha de caducidad, pero te da ese puntillo de concentración que hace falta para estar en el partido cada cuarto.

Pero tener principios no es gratis y el nuestro no es compartido por muchos rivales. Por ello cuando tenemos en frente a un equipo que nos presiona a muerte desde el fondo del campo, tenemos el riesgo de bloquearnos y no ser capaces de salir de esa presión. Sea por falta de entrenamiento específico en ese tipo de juego, atención, intensidad o compenetración, en partidos como el de este sábado contra las chicas del Ensanche de Vallecas proliferan las pérdidas de balón al saque, los robos por detrás antes de medio campo, y en general una sensación de desconcierto que hace que las chicas fallen mucho más de lo que sería de esperar en ellas y que no muestra el nivel real de juego del equipo.

Después de lo visto este sábado, creo que sólo caben dos opciones: seguir fieles a nuestros principios y seguir sufriendo durante la temporada, aprendiendo en los entrenamientos pero no pudiendo demostrar en el campo porque el rival juega a otro juego diferente al nuestro, o practicar la agresividad y la presión desde el fondo de campo y desde el minuto cero, sin ningún tipo de escrúpulo, metiendo codos cuando sea necesario como si lo único importante fuera ganar.

Personalmente, a la hora de escribir esta crónica yo me sigo sintiendo orgullosa de nuestro equipo, de nuestro entrenador, de nuestro Club y de sus valores. Que las chicas aprendan que el deporte se basa en unos principios y valores, en jugar y no ganar por encima de todas las cosas. Hace falta, sin embargo, mejorar la atención en el entrenamiento y seguir creciendo en herramientas que permitan salir de estas situaciones en  defensa y en ataque que las ayude a salir airosa de situaciones como la del sábado. Pero con trabajo y teniendo las cosas claras, nuestras preinfantiles van aprendiendo lecciones de baloncesto y vida.

Sigamos luchando, chicas! 1, 2, 3….PARQUIPO!

“Highlights “

Sin respuestas a "Crónica PRE-Infantil Fem Preferente – Duro..."


    ¿Tienes algo que decir?

    Algunos html está bien